Levantarse ya

Hay que levantarse otra vez, enfrentar las balas con el pecho desnudo. Otra vez. Erigirse como un cristo macilento ante el acero.

Como aquel dia de Mayo de 1808 en la villa de Madrid, frente a otro poder benévolamente despiadado. Somos populacho y no entendemos y desconfiamos, o abiertamente rechazamos. Pero una cosa sabemos: no deseamos ser figuras de arcilla en manos ni de malvados ni de bienintencionados tragados también ellos por el desconcierto.

Hay que levantarse otra vez. Unos han de hacerlo por unas razones, otros por razones diferentes. Aquellos con “conciencia social”, los partidarios del Estado asistencial, quienes piensan que el Estado debe ser cueste lo que cueste un mullido colchón, deben levantarse. Por los “recortes”, por la laminación del sector público, por la progresiva liquidación del Estado del Bienestar. Para detener el “triunfo” de mercados y banqueros.Otros, deben levantarse también, por causas distintas. Por una ideología antitética, pero no menos fogosa. La pérdida de la soberanía nacional, el rechazo a ver España convertida en un títere de Bruselas y Berlín, un cobaya de los siniestros experimentos de laboratorio del FMI y la propia UE. Un pimpampún de agencias crediticias teledirigidas o consultoras de WS con golosas previsiones si un país va a la ruina.También deben levantarse aquellos que rechazan las cargas impositivas, los impuestos desmesurados, el marco laboral rígido, la tradicional ineficiencia económica del país, la asfixia del autónomo, el aniquilamiento del principal incentivo del trabajo. Todo ello reproducido ahora por un PP fiscalmente paranoico, que le ha dado la vuelta como un calcetín a su programa electoral solo para cumplir con los criminales preceptos de una austeridad inútil y suicida. Que ha engañado y mentido.Tambien deben levantarse. Todo el mundo debe levantarse, porque todo el mundo está siendo estafado. Liberales e intervencionistas. Autónomos y subsidiados. Fraternos e individualistas. Comprometidos y descreidos, todo el mundo. Lo cual es insoportable.

Nos jugamos una Depresión de décadas y ahora va en serio. No podemos seguir en manos de esta increíble mezcla de delincuentes, egoistas, desnortados y mandados.

Levantarse aunque sea solo con el pensamiento, con la actitud. Una nueva tirantez en el espíritu bastaría. Pero hay que levantarse y levantarse ya.

Publicado originalmente en Facebook. (22-07-12)
.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: