Enduring Love, Ian McEwan

Enduring love: como todo gran novelista, Ian McEwan indaga con habilidad y eficacia en la traída y llevada “condición humana”, tan adorada por los académicos humanistas. Pero hay algo que convierte al escritor británico en un auténtico meteoro para una nueva cultura: cada peripecia y pensamiento del personaje principal es subrayada (o hasta sustentada) por una reflexión sobre su base neurológica y bioquímica. Chúpate esa. Sucede aquí como también sucede en su magistral Saturday (2005).

McEwan demuestra que la literatura, el arte del contar, así como las humanidades en su conjunto, tienen un grandísimo futuro (sapiencial y estético). Pero siempre y cuando no pierdan de vista la base científica y racional de todo conocimiento auténtico.

McEwan me parece un autor clave de las letras del nuevo milenio, ese que ha de ver (que habría de ver) la integración de las culturas científica y humanística, en un solo cuerpo de conocimiento. Ian McEwan es tal vez el primer escritor de Europa en estos momentos (con Michel Houellebecq a close second). 
.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: