30 años sin Lennon

Mañana se cumplen treinta años del asesinato de John Lennon. En la noche de aquel 8 de diciembre de 1980, cuando regresaba junto a Yoko a su apartamento en el Dakota, se le cruzó Mark Chapman, un chalado que se creía algo así como un protector de la infancia y un trasunto corporal de Holden Caulfield, el narrador de Catcher in the Rye, de Salinger.

Le disparó cuatro balazos por la espalda, tres de los cuales atravesaron el cuerpo. Siete orificios, siete, ya que una de las balas se quedó dentro. La aorta fue perforada y la muerte (un cuarto de hora más tarde) se debió básicamente a la pérdida del 80 por ciento del volumen sanguíneo.

Mientras Lennon se desangraba, Chapman se sentó en la acera y abrió su ejemplar del libro de Salinger. Ahí están las claves, dijo más tarde.

Las claves. Y hay quien las busca. Cuando Salinger murió en este mismo 2010, algunos medios dieron la noticia de la siguiente y miserable manera: muere el autor que inspiró al asesino de John Lennon. Pobre Salinger.

El artículo de la Wikipedia de Mark Chapman casi rivaliza en extensión con el dedicado al propio Lennon. En fin. Que cada cual saque sus conclusiones. Las mías son tristes.

30 años de la muerte de John Lennon (2010)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: