Que lo dejen ya

Sobre el sidral de l´Estatut

Tras la resolución del odiado y zarandeado Tribunal Constitucional, el sainete del Estatut va a continuar. Los chirridos mediáticos serán todavía más ruidosos y enervantes, al menos durante las próximas semanas. Aunque luego seguro callarán, ya que no les va a quedar más remedio a unos y a otros, no  vaya a ser que nos vayamos al garete todos, tanto patriotas como indiferentes. La situación económica no admite ya estos arabescos.

El TC ha aprobado el 95% del Estatut de 2006. Coi, no está nada mal.En mi opinión, el nacionalismo moderado (PSC) y el menos moderado (CIU,IC, ERC) deberían tranquilizarse. Disfrutar del presente y de lo conseguido, que dirían los psicólogos Gestalt. ERC quizá no, ya que el producto que acostumbran a vender en el tenderete ideológico es la independència, que acaba de alumbrárseles otra vez, de repente. O más bien tan sólo “la idea” de la independencia, ya que sigue sin percibirse proyecto alguno tras “la idea” en cuestión. A esos les viene bien el ruido. Pero los otros, transcurridas las semanas o meses de psicodrama, ¿van acaso a liarse la manta y echarse al monte, maquis con despacho y moqueta? Al fin y al cabo, se han llevado el gato al agua en un percentaje elevadísimo, y teniendo en cuenta el más bien discreto apoyo popular al Estatuto (y ello con la adhesión al SI de todos los medios que controlan, totalidad de los públicos y buena parte de los privados), deberían relajarse y dejar ya correr un poquito el asunto. A ver si aún nos encontraremos con una sorpresa cómica o preocupante, si pensamos en la extenuación de la opinión pública hacia este increíble proyecto estatutario que el PSC de Maragall se sacó de la chistera hacia el 2003, aprovechando la languidez política del Querubín.

El nacionalismo es hegemónico a dia de hoy, sí, pero acaso no lo sea siempre, si consideramos la volatilidad de las ideas y los corrimientos de los mercados ideológicos. El Establishment catalán es muy consciente de esa volatilidad en esta Sociedad internáutica y neo-tecnológica, en este mundo de vaivenes sociopolíticos y tribalismos (y hasta individualismos) cambiantes. De ahí el intento del año 2006 de convertir la Ideologia Identitaria en (nada menos) que un Marco Legal, en una “Constitución”, como si dijéramos: a dicho intento lo llamaron “reforma del Estatut”. Y no está mal lo logrado, ese 95% del objetivo, digamos, y el meritorio apoyo de una opinión pública de ordinario más pendiente del fútbol que de la lectura de larguísimos textos legales y articulados farragosos.

Sí, es mejor que lo dejen ya correr. Después de la inmediata Costellada del sábado 10 de Julio, claro. Así lo ha entendido La Vanguardia, portavoz de la jefatura y que, junto a las obligadas y hasta sorprendentes adhesiones patrióticas, prefiere no cerrarse demasiado el portón de los mercados. O de ese Mercado al que siguen yendo buena parte de sus exportaciones. Y es que, si ya tienes una solidísima y fidelizada cartera de clientes, no vas a perjudicarla por los pruritos tardorrománticos de un sector sobrerrepresentado de la población.

.

Leer más: El nuevo escenario político en Cataluña | Suite101.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: