Milongas y Referendums

REFERÉNDUM SOBRE LA INDEPENDENCIA DE CATALUÑA CONVOCADO EN ARENYS DE MUNT
Los nacionalistas catalanes han decidido subir el volumen de su habitual griterío. Parece que lo de las plataformas soberanistas y la alharaca mediática permanente no les bastan ya. Ahora, con el referendum de Arenys de Munt, parecen haber descubierto un nuevo filón. Y todo apunta a que van a explotarlo a fondo, el filón.

Nuevas “consultas populares” (como las llaman con su habitual lenguajito), concretamente en no menos de 150 municipios, van a contribuir a “decidir” o a “clarificar” (nada menos) si el traído y llevado “pueblo de Catalunya” desea o no la famosísima independencia.

Los 150 municipios han sido escrupulosamente escogidos en territorios de fuerza electoral nacionalista, y localizados básicamente en la Cataluña interior. Los 150 municipios juntos y puestos en fila no suman más alla de 700. 000 habitantes. O lo que es lo mismo… el 10 % de la población catalana. Obviamente el tipo de municipio preferido por los nacionalistas es Arenys de Munt, donde ya convocaron una exitosa “consulta”. ¿Para cuando referendums tambien en Arenys de Mar, si se me permite la ironía??

La verdad es que el sueño que desde la Transición todos teníamos de la unica Cataluña políticamente viable, es decir una Cataluña plenamente compacta (un “sol poble” en la fraseología catalanista) e integrada, mediante un generoso autogobierno, en una España federalizante…va vaporizándose.

Tras tres décadas de autogobierno catalán, de progresiva descentralización del Estado, de respeto escrupuloso por parte de ese Estado de la “identidad” y de la lengua catalanas (por mucho que el mundo mediático nacionalista insista incansablemente en lo contrario), tras la obtención de una “soberanía” práctica (que por incluir, incluye hasta un cuerpo policial propio) como pocos territorios -si alguno- disfrutan en Europa, los nacionalistas se lanzan a revolucionar su habitual y tramposo discurso del agravio, el lamento inacabable y la quejumbre, y hacer imposible no solo el encaje de Cataluña en el Estado, sino la misma viabilidad política y sociocultural del conjunto del territorio.

Es evidente que tenemos la fractura sociocultural y etnolinguística en Cataluña servida, aunque los nacionalistas siempre rechazarán de plano esa idea mediante su habitual wishful thinking. Pero los autores de esa presión soberanista van a tener que ir poco a poco enfrentándose a la emergencia (aun no excesivamente visible, pero ya sostenida como una lluvia fina) de plataformas e incluso partidos ya radical y desacomplejadamente opuestos al nacionalismo y de los que los media catalanes no les acabará quedando mas remedio que dar cuenta y micrófono. Por mucho que entretando, intenten neutralizarlos con el habitual maniqueismo “informativo” izquierda/derecha y catalanismo/españolismo.

Los nacionalistas parecen olvidar que el 50 % largo o más de los ciudadanos de la comunidad autónoma de Cataluña son de origen “español” (sólo un 25% tiene los cuatro abuelos catalanes) por mucho que eso haya sido convertido en una especie de tabú por parte de la clase político-mediática, y les guste o no, mucho me temo que parte de esa población pueda acabar radicalizándose, por una simple cuestión de accion-reaccion. Y a ello habrán sido empujados por el histerismo soberanista. A los nacionalistas les gusta mucho hablar de Escocia, pero a mí me parece más bien que, de no remediarlo, el modelo futuro de Cataluña se aproximará si acaso al de Irlanda del Norte.  Ya veremos.

Culpables de la situación hay muchos. No son desde luego, esos independentistas (algunos hay) que plantean honestamente su opción política, de manera seria, sin tejemanejes ideológicos o juegos de prestidigitación dialéctica (“soberanismo“, “mejora del autogobierno”), sino más bien esos otros tipos que han hecho de la vaguedad, la ambiguedad, la quejumbre, el enfrentamiento, nada menos que un programa ideológico, un medio de vida. Hasta ahora, estos amigos habia que buscarlos principalmente en CIU. Ahora abundan también en ese fantásmatico PSC de Montilla, Carma Chacón et all.

España, el Estado, no puede hacer ya más. Esperemos que el TC apruebe a los nacionalistas ese Estatuto que nadie pedía y que, tras el largo sonsonete mediático, fue aprobado exactamente por el 74 X (48/100)= 36 % de los ciudadanos con derecho a voto. Es curioso que todo este berenjenal ocurra bajo el PSOE y Zapatero, ese gran campeón del buen rollito “multinacional”, de la diversidad y de la España plural.

Bueno, al menos, durante treinta años, el Estado y la Sociedad Española lo han intentado. En qué tipo de escenario se convertirá Catalunya, el tiempo lo dirá. Pero en mi opinión, esto puede que no  acabe bien. Para ninguno. Es lo que tiene anteponer fantasmagorías ideológicas, ídolos de la tribu a la realidad y complejidad de la propia tribu

Durante muchos años he apoyado el autogobierno de Catalunya, su identidad, he consumido (y consumo) su cultura, principalmente su brillante literatura, y el resto de la panoplia. Pero empiezo a estar ya cansado. Ante la “libertad” de Cataluña (es decir el fraude y la imposición ideologica de unas gentes) y mi propia libertad, escojo mi libertad.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: