Aventuras de un doctorando

Jaume y Miquel, doctorandos felices

 

Ayer, puntualmente como cada lunes, llegué a la Autónoma, en esta ocasión desde Cunit. Dos trenes: RENFE y FFCC, con la crispación que eso supone. Me había perdido la simpática clase general de Historia de la Física que los doctorandos cursamos hábilmente mezclados con los semifísicos de segundo ciclo; mi intención era ya sólo la de asistir a la reunión posterior de los alumnos del postgrado. Entro en el edificio de Ciencias, avanzo hacia el pasillo del CEHIC: desierto. Nadie sabe nada, puertas que no puedo arrancar del marco. Desconcierto en el rostro de secretarias/os que levantan la vista de la dolorida pantalla, ante mi pregunta atónita. En definitiva, cagada del doctorando: me había equivocado de dia. La reunión será en realidad la semana que viene.

Me cruzo con los camaradas que volvían de la sesión general, y también con un sonriente Xavier Roqué -profesor de Historia de la Física- que nos adelanta las características del nuevo master en que se transmutará la antigua primera fase de doctorado (DEA). Parece ser que no nos afectará demasiado negativamente y cuando acabemos, tendremos un nuevo titulito finalista (master en Historia y Sociología de la Ciencia, o algo así), en lugar de tan sólo medio doctorado.

All’s well that ends well, como decía Guille (Shakespeare). Felices, distendidos, porque en poco más de un año tal vez tengamos un nuevo titulín, nos tomamos unas cervezas con un sol tímido en la Plaza Universitat. Durante más de una hora, discutimos con acalorada cordialidad sobre pensamiento mágico y científico, sobre la revolución científica y el mecanicismo, encaramos los diversos enfoques filosóficos del materialismo; discutimos el método experimental, la Ciencia y la Filosofía árabes, invocamos Alejandria, establecimos distingos entre Platón y Aristóteles y entre Tales y Pitágoras, nos planteamos la necesidad de aprender latín y alemán para el ejercicio de nuestra futura disciplina; y nos preguntamos sobre el porcentaje de misticismo o pensamiento mágico/religioso que pervivía en gente como Keppler o el mismo Newton.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: